Archivo de la categoría: Uncategorized

No te lo perdonaré jamás Karmele.

cataluna-son-los-padres

Tras mucho, mucho tiempo sin publicar, esta estrella nos guió a reabrir el contenido del blog.

Gestado el 5 de enero de 2017, durante la cabalgata de los farolillos. Un original de Alberto Cruz.

Anuncios

Hasta la cocina siempre

Image

Si RTVE realmente fuera pública, es decir, venezolana, este sería el programa estrella del prime time. El ganador del concurso se llevaría el ‘Libro de recetas del anarquista’. http://pixhost.me/avaxhome/4d/d1/0022d14d_medium.jpeg

Fotomontaje realizado un 22 de mayo de 2013 por Alberto Cruz, tras el impacto golpista de la expulsicón del navarro José Luis de MasterChef España.

Los tiburones son para el verano

El único tiburón de nuestra oficina

REALIDAD ILUSORIA

“Durante el rodaje en las afueras de Madrid de la película de David Lean ‘Doctor Zhivago’, una multitud de figurantes españoles tuvo que cantar la “Internacional” en una escena en que aparecía una manifestación masiva. El equipo de rodaje quedó asombrado al descubrir que todos conocían la canción y que la cantaban con tanto entusiasmo que dio lugar a la intervención de la policía franquista, que pensaba encontrarse frente a una manifestación política real. Y, lo que es más, cuando ya había anochecido (la escena tenía que desarrollarse en la oscuridad), la gente que vivía en las casas de los alrededores oyó los ecos de la canción, empezó a abrir botellas y a bailar en la calle, suponiendo equivocadamente que Franco había muerto y que los socialistas habían tomado el poder.

Este libro está dedicado a esos momentos mágicos de libertad ilusoria (que, de alguna forma, no eran sólo ilusorios) y a las esperanzas frustradas por el retorno a la realidad “normal”.”

               Slavoj ZizekÓrganos sin Cuerpo (sobre Deleuze y consecuencias), p.16; Editado en PRE-TEXTOS y consultable aquí: http://es.scribd.com/doc/56023975/Zizek-Slavoj-Organos-Sin-Cuerpo-Sobre-Deleuze-y-Consecuencias

Nada nuevo bajo Sol

nihil novum sub sole.

Si hacemos un ‘pacto de mínimos’ sobre particularidades comunes entre todos los que están en Sol y todos los que en nuestro orbe habitan bajo el astro rey, coincidiremos en que existen 3 cosas que están en la vida de todos -ya sea uno revolucionario o no. Por raras que parezcan, a mi entender son: el dolor, los gritos y la basura. Hazme caso, seas de derechas o de izquierdas o de la extremidad por descubrir, de compartir algo, compartimos estas tres cosas.

Dolor en el inicio. Experimentado desde el mismo momento en que nacemos, siempre pensamos en cómo nuestra invirgen madre sufre, pero solemos olvidar que no hay niño alguno que en su primer momento de vida no llore, gima, sufra, se retuerza, grite. Tras mucho tiempo bajo presión se libera -y liberarse es lo más doloroso, pues uno se acomoda incluso a las peores camas, incluso a las peores mamás-estado (ambos, lugares siempre apetecibles, para dar rienda suelta a la desidia y la abulia).

Después y según la vida de cada cual, experimentaremos con el tiempo, más o menos veces: dolor. Pero siempre es el mismo dolor, ni más real ni menos: como el amor. Como la democracia.

“En el principio era el Verbo” mentía San Juan. Era el Grito, grito como sólo puede ser el grito real, inarticulado, sin palabras, sin forma; inteligible sólo respecto al dolor. El grito enmudece al que lo escucha. El grito es caótico y por desordenado es necesario que no tenga un discurso: esperar de un niño que nada más nacer dicte un plan quinquenal o se atreva a contar un chiste de Arévalo sería más irracional que el irracional grito. Así nos pasamos más de un año (más de una vida) gritando por lo que no queremos y por lo que queremos sin necesidad de explicar por qué sí o por qué no queremos lo que queremos o lo que no queremos. Si tuviéramos la explicación no la gritaríamos, la diríamos en voz alta.

La basura también está en el origen, no hay parto limpio ni niño limpio. La elegancia de la infancia reside en tirar la comida del plato. No obstante, y a diferencia del dolor y de los gritos, la basura, con los años, no la dominamos ni la reducimos: la basura siempre crece.

Con el tiempo nos duelen distintas chicas y, según quiénes seamos, gritamos distintas proclamas (sin sentido) a distintos vientos; no ocurre lo mismo con la basura y sus vertederos pues son igual de míseros aquí, en NYC, Fukushima o Guinea Conakry. La basura es la prueba de la corrupción diaria, de la que con los años, unos pocos sacarán petróleo, y otros, los más, infecciones. La mierda nunca huele bien.

De entre la ruina, Sol ha dado a luz, y lo ha hecho con dolor y por dolor. Una generación entera no quiere ser abortada, y ante la falta de espacio, de ocupación, sale a la calle, a territorio inhóspito, poco seguro y nada cálido: imposible acomodarse al lecho de asfalto. Sol grita, y grita porque le duele, no porque tenga soluciones. No las tiene que tener. Sol se queda sin palabras pero hace mucho ruido, le faltan propuestas porque lo que tiene es un desgarro. Sol no es doctor ni debe serlo: es paciente con urgencias, pero muy paciente. Sol grita porque sabe lo que no quiere y sabe que lo que quiere está a la mano. Sol sabe lo que le duele y lo grita.

Sin embargo, parece que Sol se ciega a sí misma de tanto mirarse y olvida que el ombligo del mundo, cordón umbilical de la realidad, también se llena de basura. Nacida fruto del amor al cambio y como afirmación positiva de la negación de la clase política patria (esos corruptos zurdos, diestros y ambidiestros, que se distinguen en género pero no en clase), crece rápido y se corrompe como todo producto perecedero, y por eso morirá sin ahogarse en un grito. Los interesados (especuladores de las ideas, creadores de burbujas de plomo) piden que el recién nacido no balbucee sino que hable y ante las acuciantes prisas por sofocar el grito y su limpísimo y bellísimo ruido, unos pocos se erigen en representantes de la transversalidad y la pluralidad, el mismo error con distintos padres. Paradojas del sistema: los anticapitalistas capitalizan tu presencia, los capitalistas decapitan su sistema, los antirepresentantes representan. Progresismo noche tras noche. Feministas y cansados.

Sol no debe automedicarse pues llenará sus pensamientos de basura, se intoxicará con palabras menos serias que los gritos, y por supuesto más mentirosas, instrumentalizadas, sucias y corruptas. Para no repetir los errores de los otros (Copérnico también era heliocentrista, revolucionó con acierto equívoco), para no ensuciar la memoria del recién nacido, no pensemos que tenemos tanto en común los que nos hemos reunido bajo las noches de Sol, eso será un punto limpio.  Busquemos 3 factores que aglutinan y que hemos tenido en común desde la salida de Sol: luchemos contra la basura (fin de la corrupción), pongamos una palabra al grito: indignación; y ahorrémonos el dolor de que mi voto valga más que el tuyo. Seremos más iguales, para poder ser más diferentes, pues no salimos de una masa para meternos en otra, mister camarada. Eso sería lo de siempre, otro brindis al sol, otro día igual, el mismo amanecer de una absurda, inmensa y necia nada.

Alberto Cruz, a 22 de mayo de 2011 (publicado originalmente, como firma invitada, en el blog Siervo de la vida http://www.siervodelavida.blogspot.com)

“Han sido ellos”; un himno del 15-M

HAN SIDO ELLOS

Han sido ellos quienes han arrasado con todo,

y ahora te dicen que seas bueno.

Han sido sus ejércitos de plástico

quienes han marcado los límites,

y ahora suplican que pongas los tuyos

un metro y medio hacia adentro de tu corazón

y tu cordura.

Han blasfemado ante el dios

que dejó de creer en ti,

y ahora te piden que te arrodilles,

que tu valor yazca en el miedo,

que no te sonrojes por ser como eres:

mortal e inferior.

Han inventado nuevos juegos,

han sido rápidos de manos,

lo suficiente como para que creas

que en las tuyas solo hay futuro,

ese arma arrojadiza

con la que crees que disparas

mientras te encuentras eternamente encañonado.

Han sabido lamer tu dedo para que pases página,

para que olvides cosas que no has aprendido

porque ellos no te las han querido enseñar;

Porque han logrado que dejen de existir.

Te han dicho que hay bandos,

manos cambiadas, sueños de etiqueta,

almas etiquetadas, corazones distinguidos

por latir al son de arritmias

por tu bien y el del resto,

lapidando lo que queda de tu ser.

Han suspendido los vuelos,

cambiado las rutas,

trocado placeres por bonos de deudas al contado

y especias de esencias vitales por vendajes de antemano,

sabedores de que van a terminar por hacerte daño.

Han prometido ser libres, ser humano, serte fiel,

ser por ti antes de que seas tú mismo

y necesites el amor,

ese rey oscuro y zurdo que,

a base de luz y renglones torcidos,

ha acabado escribiendo tu vida en conjunta soledad.

Han hecho resonar el mazo de la conciencia,

han permitido que redimas los pecados

después de haber legislado cuáles eran

y ahora que no sabes quién eres,

ni qué debes hacer,

te sugieren a ciencia cierta

que seas tú quien tenga la culpa

de haber arrasado con todo

lo que ellos dejaron en pie,

que fue poco, desesperanzador, y tardío,

como sus consejos, sus amenazas, y tu futuro.

Completando el círculo

Nos faltaban 360 fotogramas para terminar nuestra obra, os los iremos entregando uno a uno.

Aquí encontraréis de todo, algo así como lo que decía Deleuze  de Lewis Carroll: “tiene de todo para satisfacer al lector actual: libros para niños, preferentemente para niñas; espléndidas palabras insólitas, esotéricas; claves, códigos y desciframientos; dibujos y fotos; un contenido psicoanalítico profundo, un formalismo lógico y lingüístico ejemplar. Y más allá del placer actual, algo diferente, un juego del sentido y el sinsentido, un caos-cosmos.”

Intentaremos trufar este blog de poemas, ideas propias, ideas de otros, artículos, fotografías, aventuras posibles y novelas que nunca se escribirán. Esperamos que disfrutéis de este viaje a las entrañas oceánicas.