Archivo del Autor: CineClass

No te lo perdonaré jamás Karmele.

cataluna-son-los-padres

Tras mucho, mucho tiempo sin publicar, esta estrella nos guió a reabrir el contenido del blog.

Gestado el 5 de enero de 2017, durante la cabalgata de los farolillos. Un original de Alberto Cruz.

Anuncios

¡Salvaje!

¡Salvaje!” Con esa expresión responde nuestro mejor amigo nica cada vez que le contamos algo que le gusta (y le gusta casi todo). Salvaje, en Nicaragua, significa bello, bueno y también… salvaje, claro. Es una palabra-mundo que abarca todo lo que Nicaragua es. Salvaje en lo bello y en lo bueno; en lo natural y en lo urbano y hasta en su deporte nacional. Belleza y violencia es lo natural aquí, the wild side.

De box, así le llaman, nos cuenta historias nuestro amigo y nosotros nos interesamos por las de  aquel púgil sin músculos y sin dinero pero con un bigote inolvidable: Alexis Argüello. 3 veces campeón del mundo, 1 vez alcalde de Managua, Campeón del pueblo, Caballero del Ring y único aspirante a hacerle sombra a la sombra que proyecta la silueta de Sandino, imponente imagen que preside toda Managua desde la loma de Tiscapa. Desde allí dominamos la mejor panorámica de la que dicen fue una hermosa ciudad señorial hasta el golpe que la dejó K.O. hace ahora 40 años. Desfigurado el rostro, el terremoto borró hasta el nombre de las calles (todavía hoy anónimas) con tal virulencia que desde las alturas no podemos distinguir ni los contornos de la inmensa capital ni los de una sola fachada. Todo lo visible lo engulle la vegetación en esta jungla con asfalto. Entre el caos y la fascinación sí distinguimos un horizonte de volcanes, lagos y océanos, los mismos que se ven en el escudo del país, el que iba en la bandera victoriosa del Flaco explosivo Argüello tras el nocaut de su primer título mundial, conseguido pocos meses después de que se abriera la tierra en Managua.

Más explosivo fue el Mombacho, escolta de la ciudad más antigua del continente, Granada, y de cuya erupción hace 4000 años nació un milagro de la naturaleza, o mejor, 365, número de las isletas que se acumulan al otro lado de la ciudad. “Dicen que mi Granada es más bonita que la de ustedes” sugiere nuestro amigo sabiendo que de Granada nos gusta todo. Desde 1524, Granada es una ciudad utópica que se ha dado un lugar a la orilla del volcán y de un lago tan grande que los conquistadores lo llamaron La Mar Dulce. Sin embargo, la naturaleza ha dejado intacta la ciudad, no así un hombre, William Walker que hace 250 años la mandó quemar hasta las cenizas: “Aquí fue Granada” rezaba el cartel que dejó a las puertas de la ciudad. Por suerte, Granada hoy sigue siendo una historia recobrada. Elegantemente colonial desde sus patios a la Catedral, del Flor de Caña en La Calzada al Malecón, punto de partida en canoa hacia estas isletas singulares, una para cada día del año pero fuera del tiempo. Allí, nos mezclamos entre sus habitantes, muchos de ellos no han pisado jamás algo que no sea isla o agua. Paraíso virgen a escasos metros de la ciudad más antigua. Ucronía. Segundos fuera.

Nuestro último asalto es la laguna de Apoyo. 176 metros de profundidad, 6 kilómetros de diámetro: nos estamos bañando en un cráter. Nos cuentan que sólo contiene agua de lluvia y aun sabiendo que es imposible nos lo creemos. Dentro del agua no podemos percibir la realidad de dónde estamos mientras el tiempo se nos agota, el viaje está a punto de concluir. Decidimos avanzar por los pueblos blancos de la ladera hasta llegar al borde superior del cráter con la esperanza de una última experiencia arrebatadora. Abajo, la laguna fundiéndose con el rojo del atardecer, el agua es ahora lava, lo cósmico y lo mundano unidos, dándose un abrazo, como dos boxeadores que se acaban de partir la cara. ¡Salvaje!

Alberto Cruz, mayo de 2012. *Artículo publicado originalmente en Babylon Magazine #21 (ver en papel abajo).

En este link (pulsando OPEN PUBLICATION) tenéis el artículo tal y como está publicado originalmente en papel bajo el título: ‘NICARAGUA, THE WILD SIDE’. La edición es bilingüe (ENGLISH/ESPAÑOL) aunque el original es español y se sitúa en las páginas 34-36. Además allí tenéis nuestras fotos, no sólo el texto (que tiene algunos recortes inesperados). En la web de la revista tiene otros contenidos extra. http://www.magazinebabylon.com

Este blog es una idea de OCEANICA VISUAL

La paranoia puede causar tabaquismo

Llevo dos días insomne por culpa del Ibex, el Dax, la prima, el riesgo y sobre todo por Krugman. Krugman puede matar porque  me está haciendo fumar. La paranoia fuma. Krugman es paranoico. ¿soy yo krugman? Fumo ergo sum.

Publicado por Alberto Cruz, el 16 de mayo antes de que empiece el insomnio.

http://www.oceanicavisual.com

El fenómeno de masas de 2012

Llevaba 5 años pegando fuerte pero ahora está rompiendo todas las listas. La más grande creación de la cultura basura no tiene techo.

(un fotomontaje -sin foto- minimal de Alberto Cruz, minutos antes de -paradoja- salir del trabajo)

REALIDAD ILUSORIA

“Durante el rodaje en las afueras de Madrid de la película de David Lean ‘Doctor Zhivago’, una multitud de figurantes españoles tuvo que cantar la “Internacional” en una escena en que aparecía una manifestación masiva. El equipo de rodaje quedó asombrado al descubrir que todos conocían la canción y que la cantaban con tanto entusiasmo que dio lugar a la intervención de la policía franquista, que pensaba encontrarse frente a una manifestación política real. Y, lo que es más, cuando ya había anochecido (la escena tenía que desarrollarse en la oscuridad), la gente que vivía en las casas de los alrededores oyó los ecos de la canción, empezó a abrir botellas y a bailar en la calle, suponiendo equivocadamente que Franco había muerto y que los socialistas habían tomado el poder.

Este libro está dedicado a esos momentos mágicos de libertad ilusoria (que, de alguna forma, no eran sólo ilusorios) y a las esperanzas frustradas por el retorno a la realidad “normal”.”

               Slavoj ZizekÓrganos sin Cuerpo (sobre Deleuze y consecuencias), p.16; Editado en PRE-TEXTOS y consultable aquí: http://es.scribd.com/doc/56023975/Zizek-Slavoj-Organos-Sin-Cuerpo-Sobre-Deleuze-y-Consecuencias